PIENSA COMO UN ARTISTA

Durante siglos, se estableció como lugar común que los artistas suelen ser gente excepcional, en muchos casos, bastante inútiles para la vida práctica. La cantidad de ejemplos es ingente, y todos podríamos citar algunos de los que han acabado cimentando nuestra cultura y nuestra civilización. Hasta fechas recientes, era más fácil imaginar al auténtico artista, a menudo absorto en su soledad, relacionado con lo sublime y las ideas eternas, exiliado de los intereses circunstanciales del poder y del dinero, más preocupado por sus obsesiones espirituales y creativas que por sus necesidades cotidianas, que defendía valores «esenciales» que no solían corresponderse con las preocupaciones banales, porque aspiraban a lo universal y lo trascendente. El artista por antonomasia siempre fue un individuo más bien raro, crítico y perturbador para el sistema, a veces considerado loco o visionario, casi siempre un ser «marginal» que se ocupaba de cosas «inútiles» e intangibles que preservaban ciertas señas de identidad de lo humano, de sus pasiones y sus preocupaciones. «La inutilidad forma parte del carácter de la obra del genio: es su título de nobleza», escribía Arthur Schopenhauer. Esta idea de artista, desgraciadamente, ya no parece ser defendida más que por unos pocos nostálgicos de los viejos valores, unos pocos resistentes que asistimos con incredulidad a la demolición de los pilares que sustentaron las viejas ideas de la cultura, en las que fueron capaces de enraizar las más revolucionarias, permitiendo una evolución sin ruptura. Gompertz, desde luego, no pertenece a este grupo de testigos perplejos. Gompertz es un optimista de su tiempo, nada de malos rollos, hay que saber contemporizar con lo que toca para no quedarse desconectado. Así consigue darle la vuelta a estas viejas ideas para poner a los artistas como modelos de ¡emprendedores! He aquí la versión de Gompertz de cómo hacer que los artistas sean útiles. Su estrategia es fijarse en cómo piensan esos artistas (no solo los de nuestro tiempo), en cómo funciona su creatividad, para conseguir triunfar en este mundo nuestro:

La creatividad está de moda. Es un asunto que interesa a políticos, intelectuales y sabios de todo el mundo. Dicen que es muy importante, que desempeñará un papel fundamental en la prosperidad del futuro, y eso está muy bien. Pero ¿qué es exactamente la creatividad? ¿Cómo funciona?