LA PINTURA SIN OBJETOS: DEL ARTE CONCRETO AL ARTE CONCEPTUAL EN TRES EPISODIOS

Sol LeWitt: Variations of Incomplete Open Cubes, 1974. Colección particular

Max Bill y Sol LeWitt son dos artistas del siglo xx que pertenecen a momentos de la historia y a ámbitos geográficos y culturales diferentes. Max Bill fue testigo del auge de la abstracción, siendo uno de los protagonistas de la extensión de la modernidad por Europa en los años centrales del siglo pasado. Sol LeWitt vivió los estertores de esa modernidad y propició una nueva refundación del arte desde presupuestos conceptuales, abriendo el periodo denominado posmodernidad. Sin embargo, hay un hilo conductor que ensarta esa modernidad abstracta, desde sus orígenes en la Europa prebélica hasta su disolución en los Estados Unidos en los años setenta. Ese hilo es mostrado aquí en tres episodios.

Primer episodio: abstracto versus concreto:

Llegaba a mi casa con la caja de pinturas después de realizar un estudio, y me encontraba todavía abstraído y ensimismado en el trabajo que acababa de terminar, cuando de repente vi un cuadro de una belleza indescriptible, impregnado de un brillo interior. Al principio quedé paralizado, pero enseguida me dirigí rápidamente hacia aquella misteriosa pintura, en la cual solo distinguía formas y colores, y cuyo tema era incomprensible. Pronto descubrí la clave del enigma: era uno de mis lienzos puesto de lado y apoyado sobre la pared. Al día siguiente traté de revivir a la luz matinal, la impresión que experimentara la víspera frente al cuadro. Pero solo lo logré a medias; aun estando de costado, no dejé de reconocer los objetos, y faltaba el bello fulgor del crepúsculo. Ahora ya estaba seguro de que el objeto perjudicaba a mis pinturas.1

Wassily Kandinsky cuenta con estas palabras cómo en 1908 empezó a tomar conciencia del fenómeno de la abstracción en la pintura. La descripción de objetos, tal como explica Kandinsky, se presenta en torno a 1910 como algo innecesario que el pintor debe superar. La pintura adquiere así una autonomía con respecto al mundo exterior: se hace abstracta.

NOTAS:

1. Wassili KANDINSKY: Mirada retrospectiva, Barcelona: Emece, 2002. (1.ª ed. en alemán: Rückblicke, 1913.) Reproducido también en Kandinsky. Origen de la abstracción [cat. exp.], Madrid: Fundación Juan March, 2003, pág. 64.