EL TEATRO COMO ESCRITURA EN ACCIÓN

Ephemera, n.º 7 (número especial por Ulises Carrión), Ulises Carrión, Aart van Barneveld y Salvador Flores,
Ámsterdam, mayo de 1978. S. p., 31.2 x 23 cm. Colección particular

En el análisis de la variada producción de Ulises Carrión,1 hay un asunto que parece no haber sido suficientemente tratado: el papel que juega el teatro y lo teatral en su obra, tema que está presente en su vida desde la infancia y que él desarrolló a lo largo de sus obras. Un ejemplo inmediato lo encontramos en su interés por el teatro de William Shakespeare y que se manifiesta como trabajo académico, con la redacción de un ensayo titulado Judas’ Kiss and Shakespeare’s “Henry VIII”,2 y en el título shakespeariano de algunas de sus obras: la performance To Be or Not to Be y la pieza sonora Hamlet for Two Voices.3
Las primeras obras literarias de Ulises Carrión fueron narraciones breves,4 y piezas teatrales, llegando a escribir una obra dramática, El gran espectáculo, que se representó en el Festival de Teatro Universitario celebrado en la Casa de la Cultura de Tlacotalpan, en Veracruz.5 Este interés inicial por el teatro ha tenido una particular importancia en el resto de sus obras maduras.
Sergio Carrión, hermano de Ulises, recuerda acerca de él:

Siempre se inclinó por la cosa del teatro, era su hobby [...] Como niño, organizó fiestas de teatro: dirigía; ponía a otros niños a trabajar; hacía su carpa, su telón [...] y apenas tenía diez años..6

A principios de los años setenta Ulises Carrión descubrió que para que la escritura pudiera llegar a ser un arte autónomo debía desprenderse de las convenciones de lo literario, alejándose de la rutina de describir y narrar. Carrión se fue apartando de la literatura, como única posibilidad de la escritura, para generar un nuevo tipo de producción que le permitió experimentar con el lenguaje en todos los registros posibles, desarrollando formas de escritura que han sido calificadas de posliterarias.
El escritor posliterario practica un «arte nuevo», un arte que no tenía entonces nombre concreto (¿bookwordista, mailartista, tamponcista, artsellista, performer, videoartista…?). Con su búsqueda lo que Carrión estaba insinuando es que la escritura, a pesar de su específica independencia de las llamadas «artes visuales», es también una de las artes, una de las hijas de Mnemósine.

NOTAS:
1. Ulises Carrión realizó libros, redes de mail art, performances, proyectos, exposiciones, conferencias, programas de radio, vídeos y festivales.
2. Texto no publicado, mecanografiado, en inglés, en 39 folios, redactado como trabajo fin de máster para la Universidad de Leeds, en 1972.
3. To Be or Not to Be se presentó en la Galería Kontakt, Amberes, 1976. Hamlet for Two Voices es una de las cinco piezas que aparecen en el audiocasete Ulises Carrión: The Poet’s Tongue, Amberes: Guy Schraenen, 1977.
4. Parece ser que «ganó el premio estatal de cuentos en 1960». Cit. por Jeanne C. Wallace en la voz «Carrión Ulises», en Eladio Cortés
(ed.): Dictionary of Mexican literature, Westport (Connecticut): Greenwood Press, 1992, págs. 146-147. Los dos primeros libros editados de Ulises Carrión son narraciones breves: La muerte de Miss O (México, d. f.: Era, 1966), y De Alemania (México, d. f.: Joaquín Mortiz, 1970).
5. Cit. en Martha Hellion: «Ulises Carrión. Una semblanza», en Ulises Carrión: ¿mundos personales o estrategias culturales?, Tomo ii, Madrid: Turner, 2003, pág. 13.
6. Cit. en vv. aa.: Ulises Carrión: ¿mundos personales o estrategias culturales?, ob. cit., pág. 116.