RECORDANDO UNA ENTREVISTA

RECORDANDO UNA ENTREVISTA

Entrevistar hace treinta años a Joseph Beuys en su estudio y casa de Dusseldorf (en la entonces República Federal de Alemania) fue un honor y una revelación. Su amabilidad e inteligencia impresionaron a alguien al que, en su lugar de origen (Barcelona), nunca habían explicado quién era y qué significaba, en el arte contemporáneo de la época, aquel artista «alto, flaco, de penetrantes y un poco alucinados ojos azules, viste a menudo una especie de chaquetón de fustán y en la cabeza el sempiterno sombrero marrón», como relataba el historiador italiano Gillo Dorfles.

Seguir leyendo →