ARTE Y EDICIÓN – 122. TELL ME WHAT SORT OF WALL PAPER YOUR ROOM HAS AND I WILL TELL YOU WHO YOU ARE

Cubierta de Tell Me What Sort of Wall Paper Your Room Has and I Will Tell You Who You Are, de Ulises Carrión.
Ámsterdam, In-Out Productions, 1973. S. p., 17.4 x 10.8 cm. Ejemplar 40/55. Colección particular

En el intento de separarse de los géneros tradicionales, llevado a cabo por los artistas después de la Segunda Guerra Mundial, la experimentación con la materia y los objetos cobró una particular importancia. Entonces el libro se convirtió en uno de los objetos materiales que suscitaron un particular interés experimental, tanto para artistas como para escritores.
Desde finales del siglo xix se estaba denominando con la expresión «livre d’artiste» al producto surgido de la colaboración entre un artista y un escritor (generalmente un poeta) con la participación de algún diseñador, tipógrafo o editor encargado de producir el libro.1
En 1975 Ulises Carrión publicó un ensayo titulado «El arte nuevo de hacer libros»2 en el cual, de manera aforística, enunció una serie de ideas y principios que el escritor había experimentado personalmente durante los tres años precedentes. En este ensayo deslindó claramente el «libro de artista» de lo que, a partir de este momento, Ulises Carrión va a denominar bookwork (libro obra), palabra con la que designó un tipo de trabajo que se caracteriza, entre otras cosas, por ser totalmente realizado por el autor sin el concurso de colaboradores o intermediarios.3
Pero el concepto de bookwork no atañe únicamente a la producción y la materialidad del libro, a su forma y apariencia, sino que pone en crisis las convenciones en las que se apoya lo literario y, más concretamente, el valor que tienen las palabras en este tipo de libros obra.
La idea de una nueva escritura que sostiene Ulises Carrión se apoya precisamente en desposeer a las palabras de la intencionalidad y subjetividad del autor. Así en «El arte nuevo de hacer libros» podemos leer:

En un libro del arte nuevo las palabras no trasmiten ninguna intención; sirven solo para formar un texto, el cual es un elemento del libro, y es este, en su totalidad, es el que trasmite la intención del autor.4

***

Ulises Carrión había comenzado precozmente su carrera escribiendo relatos y piezas teatrales, pero, desde los primeros años setenta del siglo pasado, intentó superar lo literario prescindiendo de la narración para fijarse en los aspectos estructurales y formales de la escritura. En 1972 traspasó la frontera de lo literario para adentrarse definitivamente y sin retorno en una escritura no literaria o posliteraria. Lo que descubrió Ulises Carrión es que para que la escritura pudiera ser moderna y llegara a convertirse en un arte autónomo debía superar la finalidad utilitaria como transmisor de información, liberándose de las convenciones que hacen anodino el valor de los textos, alejándose de la rutina de describir y narrar. En pocas palabras, debería desprenderse de lo literario y de la intencionalidad autoral.
Para apartarse de la narración empezó acercándose a la poesía concreta, que le posibilitó experimentar con formas, espacios, secuencias y estructuras, pero fue la confección física de libros la actividad que le permitió desbordar realmente la escritura hacia nuevas manifestaciones y técnicas de comunicación, para lo que necesitaba crear otro tipo de textos.

NOTAS:
1. Un ejemplo muy claro fue el libro L’Après-midi d’un faune surgido de la colaboración de Stéphane Mallarmé y Édouard Manet, que dibujó las viñetas. Véase Stéphane Mallarmé: L’Après-midi d’un faune, París: Alphonse Derenne, 1876.
2. Fechado en Ámsterdam en mayo de 1974, «El arte nuevo de hacer libros» se publicó por primera vez en español en Plural: crítica y literatura, Revista mensual de Excélsior, vol. iv, n.º 41, febrero de 1975, págs. 33-38. Una primera versión en inglés se publicó en Kontexts, n.º 6/7, Ámsterdam, 1975. La versión que se considera canónica de este texto, «The New Art of Making Books», se publicó en Ulises Carrión: Second Thoughts, Ámsterdam: Void Distributors, 1980.
3. La idea y el término bookwork definidos por Ulises Carrión fueron posteriormente asumidos por Clive Phillpot en un cuadro sinóptico titulado «Books, bookworks, book objets, artists’ books», publicado en Clive Phillpot: «Clive Phillpot on ”Real Lush”», Artforum, vol. 20, n.º 9, mayo de 1982, pág. 77.
4. Ulises Carrión: «El arte nuevo de hacer libros», en —: El arte nuevo de hacer libros, Ciudad de México: Tumbona, 2012, pág. 54.