ARTE Y EDICIÓN – 114. EL CIRCO DE MATHIAS GOERITZ

Cubierta de El circo. Once dibujos y una viñeta, de Mathias Goeritz.
Prólogo de Sebastián Gasch. Colección Hoy, Rafael Santos Torroella y Juan-José Tharrats (dirs.). Barcelona, s. n., 1949. 30 págs., 28.3 x 22.5 cm. Tirada de 110. Ejemplar n.º 6, firmado. Colección particular

Sorprende, desde luego, la capacidad manifestada por Mathias Goeritz, durante los tres últimos años de su estancia en España, en la culminación todavía de la década más sombría de la Posguerra española, de acertar a conectar con los núcleos y figuras fundamentales asociados a un primer rebrote en la conexión con actitudes de corte más o menos vanguardista en nuestra escena artística. Como sorprende, por igual, la muy notable actividad que llegaría a desarrollar en el ámbito de la edición durante ese mismo periodo —o, en rigor, en un tramo aún más corto, el del bienio que precede a su partida hacia México— dejando, en un grado u otro, huella de su entusiasmo y talento prácticamente en casi todas las empresas editoriales relevantes que se acometerían en el panorama plástico español del momento. De ambas vertientes, la de las relaciones con los círculos renovadores españoles del momento y la de su compulsiva actividad en el campo de la edición artística, da minuciosa noticia Chus Tudelilla en su contribución al presente número monográfico de la revista. En todo caso, la segunda de tales derivas, la que afecta a la edición, se desarrolla en el caso de Goeritz en torno a dos epicentros esenciales que remiten ante todo a determinadas complicidades personales. El primero de ellos viene dado por su relación en Madrid con el escultor Ángel Ferrant y el galerista Tomás Seral y Casas, y afecta fundamentalmente al desarrollo de la colección Artistas Nuevos, sin duda el proyecto donde el artista germano asumiría una responsabilidad más directa en la dirección editorial. El segundo remite a Barcelona y a la muy fructífera vinculación con el poeta y crítico Rafael Santos Torroella.
Y es precisamente en el marco de la relación con Santos Torroella donde surgirá el proyecto que centra en esta ocasión nuestra propuesta para esta sección y que es finalmente, de todas las incursiones editoriales de la etapa española de Goeritz, la que con toda probabilidad más se ajusta, por su sesgo, ambición y planteamiento, a la idea de libro de artista. Se trata de El circo, título que daba inicio a un nuevo proyecto del crítico barcelonés, la colección Hoy, codirigida por Juan José Tharrats y el propio Santos Torroella. La propuesta se acordó en octubre de 1948, durante la estancia de Goeritz en Barcelona, en el viaje realizado precisamente por el artista para conocer a su futuro editor, con quien Ángel Ferrant le había puesto en contacto. A finales de noviembre, Goeritz le remitiría a Santos los once dibujos que debían conformar el cuerpo de la edición, junto con la viñeta de la carpa destinada a ser reproducida en la sobrecubierta. El libro se imprimiría finalmente, en edición de ciento diez ejemplares, entre finales de enero y los primeros días de febrero del 49. Tras el prólogo escrito por el escritor y crítico Sebastián Gasch,1 la contribución de Goeritz despliega una secuencia de imágenes con los siguientes títulos: Focas, Clown, Volatines, Ciclistas, Acróbatas árabes, Bailarina sobre caballo, Elefantes, Domador de pantera, Trapecistas, Malabarista y Arlequines. Y como era común a lo largo de toda su etapa española, el artista firma los dibujos como Magó.